La vida en fatiga

Hasta hace poco pensaba que se me daban bien los toes to bar (T2B para los amigos). Primero los hacía de uno en uno, luego aprendí a enlazarlos y finalmente fui aumentando repeticiones seguidas. Los practicaba poco y cuando lo hacía era en clase de gimnásticos, centrándome en la técnica, o como parte de mi entrenamiento en forma de EMOM, sin prisa pero sin pausa.

La técnica es fundamental, hay que interiorizar el movimiento y ser lo más eficiente posible, utilizando la energía justa y necesaria para alcanzar tu objetivo de repeticiones sin fundir el motor. Pero amigos, esto es CrossFit, por lo que no solo hay que hacerlo bien, hay que hacerlo rápido y en combinación con otros movimientos de fuerza y/o resistencia. Y ahí fue cuando me di cuenta de los T2B no se me daban tan bien como creía.

En la recta final hacia el Spanish Throwdown, mi programa de entrenamiento ha dejado a un lado el volumen y se centra más en la intensidad. Ya no son WOD sin time cap de 40 minutos cuyo objetivo es terminar dignamente, son WOD más cortos que he de hacer a fuego porque ahora el tiempo importa. Todo correcto hasta que me topé con un WOD con bastantes repeticiones de T2B a las que llegaba con la patata a mil revoluciones. ¿WTF? ¿Alguien ha visto mis T2B? ¡Los he perdido! Al principio enlazaba cinco, luego cuatro, luego dos… sin contar las no rep de entre medias. Desastre. Pánico en el túnel. ¡Que Froning me pille confesada! Después volvía a practicarlos descansada y ahí estaban los malditos. ¿Por qué me abandonastéis cuando más os necesitaba? La respuesta era lógica: porque no conocían la fatiga y no sabían qué hacer con ella.

Entonces, ¿qué? ¿Qué haces cuando algo no se te da bien? Pues lo haces, hasta la saciedad. Por eso llevo unas dos semanas con los T2B a cuestas, pero sin mejoras significativas muy a mi pesar. Ayer me tocó un macroWOD de 36 minutos compuesto por 4 miniWODS, entre los cuales había uno con T2B, ¡cómo no! ¡Y era el último! Es decir, que ya llevaba unos 30 minutos de tralla en el cuerpo. Ese miniWOD fue… lamentable. Terminé contando las “casi rep” que no tocaban la barra por los pelos para no desmoralizarme. Después de terminar el macroWOD, me retiré a descansar durante unos 15 minutos. En teoría había concluido el entrenamiento, pero no podía irme del box con ese mal sabor de boca. Así que descansé lo necesario para volver a la calma antes de volver a colgarme de la barra. Ya no estaba fatigada como en pleno WOD, pero estaba decidida a averiguar dónde estaba el error. Cogí el móvil y me grabé para analizar los fallos (no todo es postureo). Grababa, miraba el vídeo, volvía a la barra, grababa, miraba y a la barra… así unas cuantas veces.

Creo que del primer al último corte se aprecia cierta mejora, ¿no? Los pies hacia atrás, la extensión de rodillas, la posición del tronco, etc. No sé qué tal me saldrán la próxima vez que los haga en un WOD a contrarreloj, pero al menos ahora soy un poco más consciente de lo que hacía mal.

Lo bonito de esto es que me dado cuenta de se puede extrapolar a otros ámbitos de la vida. Es como cuando tu jefe te exige una tarea antes de lo previsto y un plazo de tres días se convierte en un “para mañana”. O como cuando llegas a casa de buen humor pensando que el día te ha salido rodado y tu pareja te monta un drama improvisado de última hora. Tienes dos opciones: sucumbir al desastre, haciendo las cosas rápido y mal o dejando que te afecten los problemas ajenos para empeorar la situación; o mantener la calma y hacer lo que esté en tu mano para que todo llegue a buen puerto sin perder las formas o el trabajo.

No basta con saber hacer las cosas bien cuando la mar está en calma y todo son arco íris y unicornios en el cielo, también hay que saber reaccionar ante la tormenta. No hay que dejarse llevar por el estrés, las prisas o los imprevistos de la vida, no hay que ponerlos como excusa porque siempre van a estar ahí. Si luchas contra ellos, es una batalla perdida. Lo mejor que puedes hacer es aceptarlos y aprender a convivir con ellos.

20727987_1330407973725161_2073270320593452808_n
Unicornio motivacional

Las cosas no saldrán perfectas de ninguna forma, pero averiguarás el modo de que salgan lo mejor posible dadas las circunstancias. Y si alguna vez cedes a la presión, recapacita, analiza qué hiciste mal y aprende de ello para que no vuelva a pasar.

Así son el CrossFit y la vida en fatiga.

— Jen

Horario en España y WOD de los CrossFit Games 2017

crossfit-games-2017-espana

¡¡Los CrossFit Games 2017 ya están aquí!!

Como novedad, este 2017, tendrán lugar en Madison (Wisconsin) tras varios años celebrándose en Carson (California). ¿Y qué supone eso? Pues… exactamente 7 horas de diferencia con la hora española (dato muy importante a la hora de ver los eventos en directo).

Pero como las pussies somos muy majas 😉 hemos elaborado un pequeño horario de visionado de los Games con la hora española ¡para que no te pierdas nada!  Nos hemos centrado en las categorías que más nos interesan (individual femenino, individual masculino y equipos)

horario-espana-crossfit-games

A continuación te mostramos en qué consisten cada uno de los WOD:

wod-crossfit-games-2017

Para más información sobre cada uno de los WOD individuales haz clic aquí.

wod-equipos-crossfit-games-2017

Para más información sobre cada uno de los WOD por equipos haz clic en este enlace.

Los CrossFit Games se pueden ver en la página oficial de los juegos:

https://games.crossfit.com/

¿Quiénes conseguirán este año alzarse con el título del Hombre y la Mujer más en forma del mundo?

¡¡Hagan sus apuestas y disfruten!! 🙂

365 días siendo Vaccea

Hola, soy Cristina Villaverde. Hace un año me llamaban Criss Fit. Era Crossfiter. 

Las cosas podían haber sido muy diferentes. Hace 365 días, Vacceos era mi última opción en mi intento por seguir tocando hierro. Cuando entré por esa puerta era la última ficha de la ruleta, mi apuesta “All in”. Todo al rojo Vacceos. ¡La caja, la caja!

Primera foto con la camiseta Vacceos.
Tres años practicando Crossfit. Tres años en los que el ritmo de aprendizaje y evolución fueron brutales, pero también marcados por una lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Tres años en los que LA lesión hicieron que apareciera miedo en muchos ejercicios mucho más grandes que la confianza en mí misma para  afrontar cualquier tipo de dificultad. Y tres años en los que se auguraba que mi límite porcoral estaba más cerca que las manos de La Creación de Adán. ¿Estaba llegando mi fin?

La creación de Adán y el cuasifin de mis días como Crossfiter.
Mi conversación con Head Coach Fran en mi día de prueba fue breve, clara y concisa: “Quiero saber si ha llegado mi momento de retirarme. Quiero saber si el Crossfit puede seguir siendo mi ilusión o ya forma parte de mi pasado”.

El recibimiento fue caluroso, aunque quizás mi predisposición no era la más adecuada… Iba al box, entrenaba y pa’casa. Mi estancia allí no duraba más de 70 minutos al día. Mucho ha cambiado todo…

Martes 1 de Agosto. Hoy. 365 días después. 12 meses. 12 razones. 12 motivos por los que volvería a entrar por esa puerta en mi día de prueba una y otra vez:

1- No me gusta hablar de números, pero corramos un estúpido velo. Confriteramente hablando, he aumentado todos mis RM’s. Cuando digo todos, son TODOS, hasta el del punto de cruz. Desde el primer día de entreno, Coach Fabri me corrigió la técnica de todo y me puso a entrenar la fuerza: la base de todo aleta confritter. He superado mi lesión, sigo siendo scaled, pero soy una scaled de lo más fuerte, y ya puedo atarme las zapatillas como una persona Norma-Duva-l e incluso hacer PISTOLS. Las máquinas nacen…y se hacen. Y Vacceos tiene la patente de crear máquinas y no Licenciados. Siiiiiiiiiuuuuuuuu!!! 💪🏽💪🏽💪🏽

blog crossfit - valladolid vacceos box
A cada maestrillo, su Crossfit y su ganchillo.
2- Ahora nado. Pero nado de verdad. Antes solo chapoteaba. FishCoach Ricar Barreda nos ha enseñado en UpStream que el largo acaba en la pared, que el hongo está en la chancla y que el hecho de hacer pie en la piscina no es una excusa para no seguir nadando. Ahora chapoteo en los charcos, porque ir a nadar se ha convertido en un buen plan de domingo.

UpStream - Vacceos Box - Crossfit y natación
Pepitos Piscinas, al agua patos.
3- ¿Escuchas a esa voz que te dice que pares?¿Escuchas esa voz que dice que no puedes?¿Por qué no te callas, muñesca? Cuando estás concentrado, cuando tienes un objetivo en mente que llevas persiguiendo durante meses…no hay voz que valga. Sé consciente de lo que estás haciendo y no dejes que nada ni nadie se interponga entre ti y tú éxito. Recuerda que tú cuerpo es capaz de llevarte hasta donde tú quieras, sin límites.

Final Femenina Vacceos Summer Games by robertocreaciones.

4- En los Open Box se entrena. Puede parecer una redundancia, pero no acostumbraba a ver el box lleno de confritters haciendo tabatas para calentar sin un Coach que les obligara a hacerlo. Es parte de la Comunidad Vaccea, a la cual hoy pertenezco.

valladolid box crossfit vacceos
Post wod cumpleañero.
5- La confianza en uno mismo… Esa palabra no aparecía en mi confriccionario. La tarea comenzó a base de la acumulación de trabajo. Coach Fabri dijo: “Llegará un momento en el que tu cuerpo olvide lo que no podía hacer y empiece a recordar lo que sí es capaz de hacer”. Esa acumulación de trabajo no fue más que el Program and Conquer, también llamado Cómo quedarte a dormir en el box. 

6- Hay que visualizar. O lo que es lo mismo, nunca dejes de soñar. Sueña, porque todo lo que sueñes, estará un paso más cerca de que pueda hacerse realidad. Solo hay que creerlo. Solo tienes que verlo.

club halterofilia valladolid
RM Snatch en los Open Crossfit Games.
7- Todo está perfectamente planificado y estructurado. Nada es fruto del azar. Los wods se testean, se preparan, se interiorizan…y se siguen repitiendo 809 veces hasta que crees que si lo haces una vez más, podrías morir en el intento.

8- No dejes que el Crossfit alimente tu ego. Tu ego puede arruinarte tu carrera como Crossfiter y como persona. Todo el mundo puede enseñarte algo que tú no sabías: desde cómo montar el cortacallos del Mercadona, un simple double-under o el más mínimo detalle en un Jerk. 

Final Masculina Vacceos Summer Games by robertocreaciones.

9- Disfrutar sufriendo. A priori puede parecer incompatible, pero solo es un priori. Nadie dijo que esto del Cranin fuera fácil. Duele engatillar, duele sudar, duele correr, duele todo lo que suponga esfuerzo y superación. Todo es cuestión de actitud y de conocer el objetivo que tienes en mente. “Lo que realmente cuenta de un entreno es lo que haces cuando ya no puedes más”

Squat Clean ante los ojos del Juez Chuchi en los Vacceos Summer Games by robertocreaciones.

10- Froning llora por los comereps y por los miserables. No hagamos llorar a Froning. Porque si cuando los angelitos lloran, llueve…imaginaos lo que puede ocurrir si The Fittest Man on Earth se pone a lagrimear…

11- Los wods, en particular, y la vida, en general, no se subestiman. Todo en exceso es malo, y el exceso de ego y confianza serán tus peores compañeros en Crossfit. Rodéate de los que hagan sacar tú mejor versión en el box y en la vida. No vayas de sobrado…puede jugarte malas pasadas. 

Cuatro guerreras dispuestas a luchar en los Vacceos Summer Games by robertocreaciones.

 12- He aprendido a entrenar Crossfit. He aprendido lo que es la disciplina, el esfuerzo, el trabajo, conseguir un objetivo, no rendirme y me he conocido. Sé leer mi cuerpo, sé comprenderlo y ya NO me avergüenzo de él.

crossfit valladolid vacceos box - pussy team
III Jornada Liga Nacional Clubes Halterofilia by robertocreaciones.
Hoy mi día a día pinta…oros. Los 70 minutos del primer mes se han convertido en los primeros minutos de estancia en el box. Eso no quiere decir que todos los días haga lo mismo: hay días que se entrena y hay días que vas a dar una vuelta, como cuando son últimos días de rebajas en Zara y das un volteo a ver si cae algo. Pues lo mismo, pero en Vacceos. Y eso solo lo haces cuando estás realmente a gusto y cuando has encontrado tu sitio en el box: ahora siento el Calor Vacceo. Formo parte de vuestra Comunidad.

Hola, soy Cristina Villaverde. Me llaman Cristal, Crispun, Criss Fish y a veces también Cris. Soy integrante de las Pussy Team y soy Crossfiter. Entreno en Valladolid Vacceos Box y hago el Program and Conquer made by Coach Fabri

Primera foto Pussy Vacceas.
Mi secreto es que no pretendo conquerizar nada. Solo me dejo llevar mientras el Crossfit me sigue conquistando a mí.

Gracias equipo, por toda la paciencia que tenéis conmigo toooooodos los santos días. Sois la razón extra 12+1 por la que volvería a entrar por esa puerta una y otra vez.

🥂Por muchos años más 🥂

Comunidad Vaccea.
Criss Fit. Vaccea since August 2016. 

Fotos by Roberto Arranz – Roberto Creaciones. 

Firmando a los RM’s (Reyes Magos)

“Cristal, hoy toca RM de Power Snatch”.

Si hay algo que me estresa como confriter de kellogs es tener que sacar un RM (repetición máxima) del día. El cuerpo no se encuentra siempre en las mejores condiciones para entrenar, por lo que sacar esa repetición te permite trabajar en la intensidad adecuada en ese momento. Todo ello, con la independencia de las veces que hayas movido ese peso anteriormente. 

Pues… vaya bobada, ¿no, MariCarmen? Pongamos un ejemplo tonto. ¿Os acordáis de cuando érais pequeños y, por aburrimiento, os poníais a practicar la firma que en algún momento íbais a tener que rubicar? Podíamos llenar folios enteros de garabatos al gusto…pero ojo, porque como hiciéramos una que nos gustara más que el resto poco nos faltaba para enmarcarlo. El objetivo del resto de intentos era igualar la concavidad del borratajo anterior. 

El problema surgía cuando, un día, te tocaba firmar algo más serio (la Carta a los Reyes Magos en Navidad) y ¡¡¡no te saliera bien la firma!!! 😱😱 Éramos capaces de repetirlo tantas veces como fuera necesario hasta que quedásemos a gusto con el resultado. Necesitábamos un tiempo de preparación y control de la muñeca/boli/papel. 

Pues bien, a mí me pasa. Me pasaba antes firmando y me pasa ahora cuando me toca levantar mi máximo diario. Aquí el objetivo no es que quede bonito; aquí el objetivo es poder levantar, al menos, lo mismo que levantamos la última vez. 

“El Crossfit se parece mucho a la vida”, frase que repetimos hasta la saciedad. Saber los kilos que metes en la barra puede hacer que, antes de realizar el levantamiento, sepas que lo vas a fallar. El problema es: ¿estamos preparados para saber cuál es nuestro límite diario?¿estamos preparados para saber que no todos los días vamos a ser tan fuertes como ayer? 

Todo se basa SIEMPRE en lo mismo: confianza. Es una cuestión de actitud. Poco importa lo que levantemos, poco importa que el rabito de la g nos haya salido torcido. Lo que importa es que cada día demos el máximo de nosotros mismos, que sepamos aprovechar cada día nuestra energía para ver la mejor versión de nosotros mismos. De tal manera que nunca nadie nos pueda decir “no lo intentaste”. No hay dos días iguales, no hay dos firmas iguales, no hay dos levantamientos iguales… No siempre se puede ser el mejor, basta con ser tú mejor versión. 

Ya lo decía Pocahontas: “Lo que me gusta más del río es que nunca es igual que ayer…”. Cualquier momento puede ser bueno, solo hay que aprovecharlo. 

Postdata: sigo engatillando. Mi cuerpo se ha acostumbrado. Y ya no duele. 😊

Criss Fit. 

Ebro Challenge 2017

ebrochallenge

¿Qué son los 350 km que separan el Pisuerga del Ebro para tres ilimitadas que se apuntan a un bombardeo? ¡Un paseo! Por eso, cuando nos enteramos de la nueva competición Ebro Challenge 2017 que se estaba gestando en Tudela (Navarra) de la mano del equipo de Dress Your Wod, nos faltó tiempo para apuntarnos. ¿CrossFit? ¿Escapada de fin de semana? ¡Compramos! Además llevábamos un año sin catar una competición presencial y el ansia nos comía por dentro.

Como el nombre dejaba entrever, se trataba de una competición a orillas del Ebro, o mejor dicho, ¡entre orillas del Ebro! Con sus corrientes, aguas turbias, algas… y lo más importante: sin bordillos para agarrarse. ¿Por qué no? Iba a ser una nueva experiencia (buena o mala) cuando menos.

Es posible que no estuvieramos del todo preparadas, ya que Tere estaba centrada en su programación de fuerza mientras se recuperaba de su lesión de hombro y Jenny había concentrado sus esfuerzos de las semanas previas en la fase clasificatoria del Spanish Throwdown. Éramos realistas y nuestro objetivo no era ganar, sino hacerlo lo mejor posible y aprender de la experiencia. Como dijo Head Coach Fran (que a veces es todo tacto y delicadeza), íbamos “a cumplir”.

30 de junio: ¡Pussy Team pone rumbo al Ebro! Salimos de Valladolid por la mañana para disfrutar del pequeño road trip y llegar a Tudela a tiempo para recoger el pack del competidor e ir a inspeccionar el terreno.

1 de julio: ¡Ebro Challenge 2017! Vayamos WOD por WOD:

WOD 1: Power Duathlon 17.1 (Scaled Fem)
3 rounds for time (time cap 25′)
600 m run
50 m swim

A pesar de conocer los WOD con antelación, fuimos un mar de dudas hasta el último minuto porque nuestra experiencia de nado en aguas abiertas era nula o casi nula, había que intercalar nado con carrera y el tiempo no acompañaba. El tema del equipamiento (neopreno, zapatillas, bañador) nos dio bastantes quebraderos de cabeza.
En cuanto al WOD en sí, fue sin duda la prueba más dura de todas y empezar así es un arma de doble filo: si te sale bien, te confías para el resto de la competición, pero si te sale mal, corres el riesgo de venirte a bajo nada más empezar. La fuerza mental juega un papel muy importante en situaciones de estrés como esta.

Valoración Tere: No voy a mentir. Tanto el día anterior como los instantes previos al WOD estaba muerta de miedo. Veía a nuestras rivales y no podía evitar sentirme inferior ¿Qué demonios hacía yo allí? Hasta que nos colocaron en la línea de salida. No sé qué me pasó pero la emoción sustituyó los nervios. Estaba deseando empezar. Sonó el pitido y eché a correr ¡cómo apretaban las “joias”…! Cuando llegué al río ni me lo pensé ¡p’adentro! Comencé a nadar y fui ganando posiciones. La verdad es que a mí el río me favoreció bastante. Excepto a la salida de la segunda ronda que pensé que se me salía el corazón por la boca. La vuelta nadando se hacía dura porque había mucha corriente y costaba avanzar. Cuando sentía que no podía más, nadaba a braza. En mi cabeza sólo se repetían las palabras: brazada, patada, deslizo. Prueba muy dura pero gratificante. Terminé en un tiempo de 18’49’’.

ebrochallenge2017

Valoración Jenny: Sabía que este no era mi WOD y me conformaba con no terminar la última. En la primera carrera cogí buen ritmo y entré al agua con todo el pelotón, pero fui incapaz de mantener una buena posición porque me agobiaba no ver nada. Me pasó de todo: me cansé hasta nadar como las abuelas, me golpeé la rodilla con una roca, tragué agua, me enredé con una boya, me arrearon una patada en la última ronda donde no hacia pie… en mi línea. Me rendí un poquito, caminando casi siempre que podía porque el río no cubría, pero no abandoné a pesar de la tentación. Tiempo: 20:41. Clasificación: 23/27. Lo que me esperaba, podría haber sido peor.

En general, una organización excelente, con puestos para que cada atleta dejase su disco y sus zapatillas, pulseras para identificar las rondas, suelo para la transición de nado a carrera, personal de seguridad, voluntarios entregados a su labor… ¡Una pasada!

ebrochallenguecrossfit

WOD 2: Spicy Ladder
Máximo peso + máximas repeticiones en 3′ (Scaled Fem)
15 wall ball (16 lb)
Escalera de squat clean: 45/55/60/65 kg

Se empieza con los 15 wall ball y después se avanza por la escalera desde 45 kg hasta alcanzar el máximo peso que se pueda levantar con un squat clean. Cuando se llegue a ese peso máximo (que puede ser cualquiera de las barras), se realiza el máximo número de repeticiones para desempatar. Todo en un tiempo de 3 minutos.

Valoración Tere: Segundo WOD ¡aluciné conmigo misma! Me hice los 15 Wall Balls unbroken y llegué de las primeras a la barra. Clean con 45 kg. Fácil. Me dirigí a la siguiente barra. Uno, dos, tres y… ¡arriba! “Uy, pesa un poco” Pensé y fui a por el siguiente peso. Intenté levantarla pero imposible ¡aquello pesaba de narices! Así que volví atrás y volví a hacer otro clean. Y otro más. Estaba feliz “¡he levantado 3 veces los 50 kg!” le dije a Cris al terminar. “¿Cómo que 50 kg?” me respondió ella “Si eran 55 kg” ¡¡¿Quééééééééé?!! ¡No me lo podía creer! Jamás había levantado más de 50 kg y había conseguido ¡tres repeticiones! ¡Yijaaaaaaa!

ebro_challengue_2017

Valoración Jenny: Si bien en el WOD 1 sabía que no tenía nada que hacer, en este pequé de exceso de confianza. Después de tantos meses haciendo halterofilia y con una marca de dos tiempos de 61 kg, el squat clean de 65 kg lo veía accesible. ¡Error! No solo no los levanté, es que ni siquiera los toqué. Avancé hasta los 60 kg bastante rápido y sin problemas, pero  aquí me llevé la bofetada del siglo. Estuve a punto de levantarlos dos veces, pero la barra me vencía y me veía incapaz de levantar el culo por encima del paralelo. Creo que lo intenté tres veces antes de resignarme y dar un paso atrás para hacer las máximas repeticiones con 55 kg, mientras mis rivales se estaban cascando varias con 65 kg. Creo que hice las cinco repeticiones en poco más de un minuto, las dos últimas en los últimos 10 segundos. Resultado: 55 kg x 5. Clasificación WOD: 7/26 – General: 13/27. Sensación: penosa. No pude evitar cogerme un berrinche por la gran decepción. ¿Así pretendo yo ir al Spanish Throwdown? Menos mal que ahí estaban mis pussies para ayudarme a seguir adelante.

Aunque la organización del WOD 1 fue de 10, no podemos decir lo mismo del WOD 2. El reloj no se veía colocado sobre el suelo y con la luz del sol, de modo que teníamos que ir preguntando a nuestros jueces. Además, no a todas nos dijeron que podíamos hacer power clean + front squat en lugar de squat clean, lo cual podría haber supuesto una diferencia.

ebrochallenge_crossfit

WOD 3+4: Azor Picsil (Scaled Fem)
AMRAP 3´
5 pull ups
10 m plate carry (20 kg)
15 wall ball (14 lb)
—— REST 1´ ——-
AMRAP 3´
5 knee raises
5 burpee bar facing
5 deadlift (50kg)

Hicimos este WOD de milagro gracias a los cambios de la organización de última hora. Se supone que la categoría scaled femenina empezaba a las 17:00 en la plaza del pueblo, por lo que teníamos tiempo de sobra para ir a descansar al hotel y volver. A las 16:00 nos empezamos a preparar, dimos una vuelta con el coche hasta encontrar aparcamiento y nos dimos vida para llegar a la plaza porque íbamos muy justas para calentar… y cuál es nuestra sorpresa cuando llegamos y vemos a una tanda de chicas compitiendo. “No es posible, aún quedan 10 minutos para las 17:00”. Preguntamos a una participante y nos dice que es la primera tanda de escalado, que acaban de empezar porque van con retraso. ¿¿¿Retraso??? ¿Pero esto no era a las 17:00? Pues no, lo cambiaron a las 16:00 y no nos enteramos (y eso que habíamos comprobado los horarios en la web antes de irnos al hotel e incluso se lo oímos comentar a un voluntario). Estábamos histéricas porque nos quedaban 4 minutos para entrar a la pista y ni siquiera nos había dado tiempo a movilizar. Para colmo, cambiaron el ejercicio de toes to bar por knee raises, por lo que nos llevamos una pequeña decepción, contando con que este ejercicio nos daría cierta ventaja. Pues nada, nos explicaron muy rápido en WOD y al lío. Si nuestro coach se entera de que estuvimos a punto de arruinar la competición por equivocarnos de hora, nos tiene un mes en la Assault.

ebrochallengue_crossfit

Valoración Tere: En los WOD 3 y 4 la falta de calentamiento me pasó factura. Además hacía frío y tenía los músculos agarrotados. No llegué con las pulsaciones lo suficientemente elevadas y me costó entrar en materia. También tenía mucha sed. Llegó un momento en el que no podía sumar ninguna repetición. En el minuto de descanso tuve que pedir agua a mi juez y mi actuación en el WOD 4 tampoco fue ninguna maravilla. Cuando terminó me vine abajo. Llevaba todo el día escalando posiciones y quizá si las circunstancias en estos últimos WOD hubiesen sido distintas podría haber entrado en el top 10.

Valoración Jenny: Si digo que estaba que echaba humo, me quedo corta. Mi pobre juez tuvo mucha paciencia conmigo explicándome todo en apenas 20 segundos. El WOD 3 fue rodado a pesar de no haber calentado NADA. No dejé que se me escapase mi principal rival, sin agotarme demasiado para recuperarme decentemente durante el minuto de descanso antes del WOD 4. Aquí es donde pequé de prudente. Como tiendo a reventarme antes de tiempo, intenté mantener un ritmo constante, que por desgracia se me quedó corto. Viendo el vídeo que nos grabó Cris, me dí cuenta de que fui bastante más despacio de lo que yo percibía durante la prueba. ¿Es posible que fuera la falta de calentamiento? El resultado de este WOD fue el puesto 1º en el WOD 3 y el puesto 6º en el WOD 4 (empatada con otras seis atletas). Clasificación WOD 3+4: 3/27. General: 11/27. Sensación: decepcionada por todos los imprevistos, pero contenta con el resultado, aunque no fuera suficiente y tuviera que despedirme aquí de la competición. Adiós a la final. Maldito río…

ebro_challenge_2017

Y hasta aquí nuestro paso por el Ebro Challenge 2017, que desde luego fue todo un desafío. Nos fuimos de Navarra con una experiencia que nos ha servido para aprender ante todo. Hemos aprendido a no confiarnos, a no rendirnos antes de tiempo y a lidiar con la presión de la competición presencial, donde no hay WODs de testeo ni segundas oportunidades.

Nos gustaría hacer una mención especial a Cris, que se levantó el sábado a las 5 de la mañana y condujo durante tres horas para llegar a tiempo para vernos y animarnos. Sin ella la competición no hubiese sido igual y no la habríamos disfrutado tanto. Sus discursos motivadores, consejos y cuidados fueron un elemento clave. También su risa y su buen humor a pesar del cansancio. Detalles como este marcan la diferencia.

ebrochallengue

También tenemos que agradecer a Head Coach Fran su atención y preocupación durante todo el día. No se despegó del móvil ni un momento y estuvo animándonos y apoyándonos desde la distancia. ¡La que le ha caído a este hombre con nosotras! 😉 Sus palabras de ánimo, sus “órdenes”, sus “enfados” y sus felicitaciones fueron fundamentales. No podemos estar más orgullosas de nuestro entrenador.

Aprovechamos para dar las gracias a todo el equipo que ha hecho posible un evento tan espectacular repartido por todo un pueblo. ¡Y enhorabuena a todos los ganadores!

El “no puedo” sólo es fruto del miedo

El miedo. Esa sensación.

A veces me inunda, me paraliza, me absorbe. El miedo, padre del “no puedo”. “No puedo”: esa dichosa frase que resuena en mi cabeza cada vez que hago un WOD un poco más duro de lo habitual o quiero conseguir un nuevo RM.

crossfit y el miedo
Los monstruos no duermen debajo de tu cama, duermen en tu cabeza

Inmediatamente después llegan en cascada los demás pensamientos:

“Si nunca voy a levantar tanto como CrissFit”
“Si jamás voy a tener la determinación de JeninRX”
“No me cuido lo suficiente para rendir en este deporte”
“Quizás ya haya llegado a mi límite”
“¿A quién quiero engañar? No valgo para esto”

Así, sin más, en medio del entrenamiento aparece una espiral de negatividad que me sitúa al borde del abismo. El “no” retumba en mi cabeza, la confianza desaparece y las ganas de abandonar son infinitas. No queda un atisbo de disfrute y siento que ese no es mi lugar, ni mi momento.

“¿Para qué hago esto? Si jamás voy a llegar a nada”
“¿Y yo pretendo competir? Sólo voy a hacer el ridículo”
“Quién me mandará a mí estar aquí”

blog crossfit

Y de repente, entre todas esas vocecitas que nublan mi entendimiento, se oye un: “¡Vaaaaamos Tere! Tú puedes. Un poquito más. Una repetición más. ¡Aprieta!” Es Head Coach Franing. O Frabry. O alguna de las pussies. O quizá César, Luismi o Diego. No lo sé pero ahí está. Alguien confía en mí y está invirtiendo su tiempo en animarme.

“¿Cómo voy a defraudarle? Aún me queda algo de energía”
“Total, una repetición más sí que puedo hacer”
“Este ejercicio en el fondo no se me da tan mal”
“Un último esfuerzo y ya descanso luego”
“Parece que esto me está gustando”
“A ver si antes de que finalice el Time Cap meto alguna repetición más”
“¿Y si aprieto un poco e intento mejorar mi tiempo de la última vez?”
“¡Estoy a tope!”

Y el “no puedo”, el miedo y la oscuridad ya no están. Se han disipado. Y entonces caigo en la cuenta: estoy en el suelo, exhausta, pero mi sonrisa es infinita y, aunque apenas pueda respirar, una sensación de bienestar me embriaga. Sólo quiero abrazar, chocar el puño, agradecer a esa voz que surgió de entre las tinieblas su rescate.

blog crossfit

Ya no hay miedo, no hay dudas, sólo satisfacción por el esfuerzo realizado. Miro a mi entrenador, a mis compañeros, al nuevo que ha estado mirando con cara de estupefacción todo el WOD. La energía me inunda y me doy cuenta de qué es lo que más me gusta del CrossFit: la comunidad.

Muchas gracias a todos los que en algún momento habéis estado ahí y me habéis dedicado unas palabras de aliento, de ánimo. Quizá no seáis conscientes de lo mucho que podéis conseguir y el efecto tan positivo que producís en mí. De corazón, mil gracias.

Lady Snatch

Nace una ilusióóóóóóón

Hoy, por fin, nuestra mirada transmitió lo que andábamos buscando tiempo atrás…y ha pasado lo que tenía que pasar.

Nos conocimos hace algunos años de la manera más casual. Nos cruzamos por la calle, nos rozamos…y, desde entonces, guardé en mis recuerdos de acceso directo ese momento.
Nos volvimos a encontrar a menudo, continuando con esa casualidad. La cafetería, el autobús, el portal, los sueños, el primer pensamiento de por la mañana… La timidez y la introversión que me caracteriza cuando algo me gusta, me marcaron el camino y los tiempos. Fue inevitable: nació una ilusióóóóóóón.

Nada en la vida es perfecto. Idolatramos lo que más tarde, por incompatibilidad o por dosis de realidad, bajamos a nivel terrenal. Las dudas, los miedos y las inseguridades se apoderaron de la incertidumbre que me invadía… ¿Y si solo fue un flechazo?¿Falta de comunicación, quizás?

Decidí poner espacio entre medias. Jen in Rx dice que no se puede tomar decisiones ni por la noche ni estando borracha. En este caso creo que estaba embriagada…¡¿de amor?!

Poco duró ese espacio. La distancia es el olvido. Y si había algo que había aprendido durante ese tiempo y con lo que me había empezado a sentir reflejada fue la constancia y perseverancia. ¿Estaba dispuesta a tirar la toalla?

Volví a recordar ese cruce casual. Aún lo tenía guardado en el apartado de acceso directo de los recuerdos. “Segundas partes nunca fueron buenas”, dicen. Pero estaba dispuesta a pelear para volver a sentir lo que una vez sentí.

Hubo reencuentros apasionados, típicos de una relación amor-odio. Lo que no te mata, te hace más fuerte; y esa fortaleza nos estaba invadiendo por momentos. Nadie dijo que fuera fácil… Al final, todo es cuestión de confianza…¿¿en cada uno mismo y en nosotros??

Hoy, por fin, nuestra mirada transmitió lo que andábamos buscando tiempo atrás…y ha pasado lo que tenía que pasar. Hemos decidido luchar juntos, hasta el final. Pase lo que pase. Somos un equipo. Ambos conocemos nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Y no estamos dispuestos a que cada uno de nuestros recuerdos juntos pasen al cajón de simples anécdotas o de la experiencia.

Nos queremos, nos buscamos, nos amamos y también nos odiamos. Sabemos que para seguir unidos, necesitamos tener un objetivo común en mente. Y que a pesar de nuestros miedos, no pararemos hasta conseguirlo.

Su nombre es Crossfit. Y nuestro objetivo es el Spanish Throwdown. Hemos hecho un vídeo para que cuando dudemos y nos tambaleemos, recordemos todo por lo que hemos decidido seguir adelante… Y la idea de abandonar no sea una opción.

No vamos a dejar de soñar.

Criss Fit.