Feliz cumpleaños, Teen.

Hacer Crossfit implica conocer personas de todo tipo de calibres y edades: tarados, vejeces viruelas, matures, menos matures, almas gemelas, niños, teens…un sin fin de variedades como los colores del ArcoIris.

Tiguá Team en los Spanish Throwdown.

La confianza y el contagio de energía van creciendo de manera proporcional, dándose la mano a medida que vamos superando obstáculos. Cada pequeño logro de cada uno supone la infinita alegría de todos los que le rodean. Es Comunidad, es pertenencia, es vínculo; es un sentimiento generalizado en el box y particular en cada uno de nosotros. 

En este tiempo Vacceo, un niño (ahora Teen) ha ido ganando mi ❤️ de crossfitera, amiga y protectora. Hemos ido creciendo juntos, nos hemos contagiado de nuestra energía, nos hemos apoyado el uno en el otro y nos hemos acompañado en cada uno de los pasos que íbamos dando. Es mi Teen, parte de mi Team e insustituible, en lo bueno y en lo malo.

Egoístamente puedo decir que en todo esto salgo ganando, y será en lo único que ya puedo salir aventajada con él. Los mayores contamos con experiencia (que no madurez), pero los teens parten de una saga de pilas Duracell más larga que la saga Saw. Es infinita, es eterna y a veces hasta agotadora. Contagiosa, divertida, libre, infantil y enternecedora.

Hoy, 11 de Enero, la pila Duracell se recarga con un año más. Con un horizonte por delante que seguir investigando, con un futuro en construcción, con muchas aventuras que disfrutar, con muchas risas que recordar y muchas lágrimas que superar.

Por todo lo que está por llegar llegar. 
🎂🥂Feliz cumpleaños, Teen. 👶🏼🧒🏼👦🏼🏋🏼‍♂️❤️

Criss Fit. Pussy Team. 

Anuncios

Fraser vs. Moon

Si hay algo en lo que se caracterizan las fases previas de los Crossfit Games y los Regionals, es el ya típico face-to-face entre los más pesos pesados del mundo del Crossfit: desde Froning vs. Fraser, hasta los duelos de las féminas Webb vs. Brigs.

Sin duda marcan un antes y un lejanísimo después, tan lejano que vivamos las vidas que vivamos, esos tiempos no tienen probabilidad de ser alcanzados.

A cada maestrillo, su librillo…y a cada box su más peso pesado. ¡Siiiiiiiiiiiuuuuuuuuu! En nuestro box, Valladolid Vacceos Box, también tenemos el nuestro. Os dejamos 3 segundos para adivinarlo…aunque realmente en uno lo sacamos. Él es el único, el inigualable, el inimitable… PAUL MOON.

Paul Moon preparándose para la final en los Vacceos Summer Games.

Es por ello que, con motivo de la celebración de los Vacceos Winter Games, queremos hacer nuestra fase previa, nuestro propio face-to-face: el más peso pesado Crossfiter Mathew Fraser vs. el más peso pesado Vacceo Paul Moon. ¡La cosa está ardiente! Allá van 7 razones por las que nos encanta que Paul Moon participe en los Vacceos Winter Games.

Fraser vs. Moon

1. Porque es irrompible…y no lo decimos nosotras. Lo dice Vacceos entero y sus trapecios: si son capaces de soportar las toneladas de hierro que se mete en las series de Snatch Balance…puede soportarlo todo.

2. Porque llega al box ya enfocado. Su concentración no se altera ni un ápice antes, durante y en la fase de muerte post wod.

3. ¿Hemos dicho fase de muerte post wod?!?! ¡Moon no tiene!

Paul Moon y el hierro.

 

4. Porque es a quien vas esperando ver en los Sábados de Open Box: una nueva reventada, un buen entreno en el que sacar lo máximo de ti intentando igualar lo que él hace.

5. Por sus críticas constructivas, sus consejos y su reconocimiento cuando el trabajo está bien hecho.

6. Porque no entiende de excusas miserables. Su ego queda fuera del box, en la puerta, soportando las horas de frío y calor pucelano.

Paul Moon recogiendo trofeo de manos de Head Coach Fran.

7. Porque un crossfiter lo que busca es rodearse de personas como él en los entrenos, en las pachangas, en las competis y en la vida.

Todos tenemos héroes. Personas a las que admiramos. Queremos ser como ellos porque nos enseñan a ser más grandes de lo que somos. No son especiales. Son personas, como nosotros; solo intentan sobrevivir, ser felices, hacer las cosas mejor, ser mejores, sentirse mejor.

Un héroe es un ser humano, pero eso es lo bueno: si ellos pueden, tú también. Buscamos rodearnos de personas que reflejen cómo queremos ser y cómo queremos sentirnos. La energía es contagiosa. Buscamos rodearnos de héroes. Buscamos rodearnos de personas como Paul Moon.

Paul Moon finalmente participará en los Vacceos Winter Games.

Nos encanta que te hayas animado a participar en los Vacceos Summer Games. Let’s enjoy it!

 📸 by Roberto Creaciones. 

Pussy Team.

Calculadora de levantamientos de fuerza ¿Cómo estás de fuerte? ;)

como calcular tu fuerza - crossfit

Bueno, bueno, bueno… Hoy os traemos una herramienta que no sé si veréis muy útil pero ¡curiosa es un rato! Se trata de una calculadora que calcula (valga la redundancia) tu rendimiento en diversos ejercicios de fuerza ya sean con la barra, tu peso corporal, movimientos olímpicos o incluso con mancuernas y máquinas de gimnasio.

En función de tu sexo, grupo de edad y peso compara los kilos (o libras) que mueves con más de 1.700.000 usuarios. De esta forma te dice cuál tu nivel para ese movimiento: novato, principiante, intermedio, avanzado o élite. También te da otro tipo de información como en qué porcentaje te sitúas frente al grupo de edad de tu mismo sexo o las veces que levantas tu propio peso.

Veamos un ejemplo:
Aquí una servidora, Lady Snatch, es mujer, tiene 31 años, pesa 55 kg. y tiena un RM en Front Squat de 70 kg. Introducimos los datos en la calculadora:

blog-crossfit-fuerza

Hacemos clic en el botón “Calculate Strenght” et… voilà! Ya tenemos los resultados. En este movimiento soy un 74% más fuerte que las mujeres de mi grupo de peso y edad, muevo 1,27 veces mi peso corporal y mi nivel es intermedio (pero sólo a 5 kilines de ser avanzado… jeje)

blog-crossfit-fuerza-chicas

Aquí os dejo el enlace a la calculadora ¡Probadla y contadnos vuestros resultados en los comentarios! 😉

Calculadora de levantamientos de fuerza 

Información vía: www.boxrox.com

¿Tienes algo que hacer el 12 de octubre? Sí, un MURPH

Mañana, 12 de octubre, celebramos la Fiesta Nacional de España y como su propio nombre indica… ¡es fiesta! Por lo que, normalmente, el box estaría cerrado ¡Ohhhhhhhhhhhhh! Pero don’t worry, be happy! porque a Head Coach Fran se le ha ocurrido una idea (temblad…)

Aprovechando que el 4º aniversario de Valladolid Vacceos Box ha sido hace poquito y el momento sociopolítico que estamos viviendo, Head Coach ha decidido abrir y que todos los Vacceos que queramos apuntarnos compartamos un WOD muy especial ¿Adivináis cuál puede ser? ¡Exacto! ¡Un Murph!

Para los recién iniciados en el mundo del Crossfit comentaros que un Murph es un WOD infernal, perteneciente a los denominados “Hero”, que consiste en:

  • 1 milla corriendo (o lo que es lo mismo, 1.600 metros)
  • 100 dominadas
  • 200 flexiones
  • 300 sentadillas
  • 1 milla corriendo

Según “Sin burpees en mi WOD” si eres capaz de hacerlo en menos de 30 minutos, deberías estar en los Games, si lo haces en menos de 45, eres muy pro y si tardas más… no te preocupes estás como el común de los mortales.

Aquí cada una de nosotras está pensando su estrategia aunque, sin duda, como la de Head Coach Fran ¡ninguna! Psssstt… no se lo digáis a nadie pero lleva una semana entrenando específicamente para este WOD, estirando (rulo y pelotita) y maquinando como ser más eficiente y no morir en las flexiones 😉

Con mejorar.. ¡nos conformamos! Estas son nuestras anteriores marcas…

Y algunas lo volvieron a repetir…

¿Qué pasará mañana? ¿Habremos mejorado? ¿Empeoraremos? ¡Hagan sus apuestas! 😉

15681, su turno.

Esta vez no he tenido que mirarme la mano para recordar el número que llevo escrito, desde hace varios días, en muchas partes visibles de mi cuerpo.

Papi, estamos readys.

Hace tiempo decidí salir de mi zona de confort. Lo que desconocía era que iba a estar a gusto en mi zona de no-confort. Cambié una vida sin motivaciones personales por otra en la que dependería única y exclusivamente de mi capacidad de memoria y compaginada con uno de mis hobbies: el deporte.

Sí. Voy a prepararme las pruebas de acceso a la Escala Básica de Policía Nacional con lo que ello conlleva: estudio y pruebas físicas. El objetivo principal: preparar 1km de carrera en sprint con un tiempo más o menos razonable (por debajo del 4:09) con el handicap de tener unas patas típicas de crossfiter.

Escuela de Ávila

El hecho de practicar Crossfit genera en el cuerpo una sensación de confianza y autoestima capaz de superar cualquier prueba física que se ponga por el camino. ERROR. Crossfit no es ego, norma básica de confritter. Todo logro requiere de trabajo, esfuerzo y disciplina, por lo que se avecinaban meses de entrenamientos físicos y mentales.

Mis primeros pinitos en el mundo de los keniatas fue de la mano del swimmer del box a principios de año. Nuestros conocimientos runneros eran más bien escasos y continuaba en el mundo del Crossfit tope de power. Aprendí una sabia lección: el sprint termina en la línea de meta.
El destino quiso que mi presencia en los Spanish Throwdown fuera solo como espectadora, por lo que en el mes de Junio propuse a Coach Fabri la preparación específica. Empezaba lo bueno: sangre, sudor y lágrimas a raudales.

Parte del Equipo Tiguá en los Spanish Games

El despertador comenzó a sonar a las 6:30 a.m.: la única hora disponible para poder entrenar sin el fuego solar del verano, acompañada siempre del team runnero compuesto por Fabri Coach, Pili y NicoTeen.   Entrenar con el Coach siempre es sinónimo de un extra de exigencia…la cual se ve incrementada cuando te rodeas de una keniata encubierta (Pili, no te enfades) y un Teen con batería Duracell. Aprendí a respirar, a sufrir corriendo, a sprintar, a bracear, a disfrutar del madrugón. Series largas, cortas, tiradas, accesorios, agujetas, sesiones de piscina, sesiones de fuerza,…

Tiguá!

Las piernas comenzaron a volverse runneras sin perder su esencia crossfitera: la potencia de un velocista combinada con la resistencia en fatiga de un confritter. La mezcla tiene buena pinta. Papi, ya casi estamos readys. 

El pacto de la preparación conllevaba sacrificios muy grandes, que sonara el despertador era lo de menos. El hecho de no poder tocar el hierro tanto como me gustaría…llega a crear una ansiedad que provoca que los nervios intermitentes por la cercanía de la prueba sean aún de mayor intensidad.

Rodéate de gente 🔝

“El hecho de practicar Crossfit genera en el cuerpo una sensación de confianza y autoestima capaz de superar cualquier prueba física que se ponga por el camino.” No, no es error. Practicar Crossfit significa que tú cuerpo acumula un nivel de entrenamiento y volumen que, llegada la hora de la verdad, se transforma en seguridad en ti misma. Ya has sufrido, ya sabes hasta dónde puedes llegar. Solo hay que sumar esa pizca de adrenalina y dejar que el cuerpo muestre lo que es capaz de hacer. “Enfócate. Y ya sabes: es hora de vaciar el tanque.”


Hoy es el día. Miro a la pantalla en la que aparecen los números asociados a las personas opositoras y compruebo la imagen con las cifras grabadas en mi memoria y las escritas en mi mano.
15681, su turno.

Yes, I can!

Gracias a cada una de las personas que me han alentado en cada zancada que he dado por el camino. Mis Pussies, Vacceos Team, familia, amigos…y enemigos. ♥️

Criss Fit. 

Crónica de mi primera Media Maratón

24 de septiembre de 2017. 10:00 horas. La calle Miguel Íscar de Valladolid es un mar de colores. Suena el pitido de salida. Más de 1.700  atletas comienzan a correr. Por delante 21.097 m. de asfalto para llegar a la línea de meta. Más de 21 km que, para la mayoría, no son solo son una prueba deportiva, suponen mucho más.

Para mí desde luego así era. A pesar de llevar todo el verano entrenando para ello no me creía capaz de completar esta distancia. Es más, por este motivo, podríamos decir que dejé en manos del “destino” mi participación. En ningún momento pensé en apuntarme. Como mucho dejé abierta la posibilidad participando en los sorteos de un dorsal en Facebook. Pero la fortuna a veces nos juega ¿buenas? pasadas y me tocó. Ya no me podía echar atrás. Había dado mi palabra de que si me tocaba, la correría.

sorto-dorsal-media-maraton-valladolid
¡Me tocó el dorsal!

Cruzo el arco de salida acompañada de Paco y Joselito, compañeros crossfiters y, en ocasiones, compañeros runners. Los gritos de ánimo de Crissfit y Pili me hacen sonreír. Ellas creen en mí, consideran que puedo terminar la carrera y se van a dejar la voz para que así sea.

media-maraton-valladolid-2017
(De izq. a dcha.) Joselito, una servidora y Paco

Este verano he corrido (y mucho). Tanto Jen in RX como Crissfit me decían que tenía que aprovechar todo ese “power runnero” y correr la media. Incluso crearon el hashtag #tereapúntate con el que creo que hemos saturado a más de uno en redes sociales. Pero nada. No me sentía capaz. Hasta que hace 7 días me tocó el dorsal. Los ánimos, el apoyo y el “vaaaaaaaaamos Tere” se acentuaron más que nunca. ¿Cómo no iba a intentarlo si ellas tenían tanta fe en mí?

Paco y Joselito se van distanciando. Su ritmo es mucho mayor que el mío y no quiero fundirme nada más empezar. Encuentro un ritmo cómodo y me habitúo a él. A lo tonto ya hemos pasado el primer kilómetro y ni me he enterado. En mi cabeza sólo oigo “Disfruta del camino”. Llegamos al túnel de la avenida Salamanca y el vello se me eriza por completo. Cuatro carriles, dos de ida y dos de vuelta, llenos hasta la bandera de gente gritando y animándose los unos a los otros. Se respira un ambiente de compañerismo y alegría difíciles de superar. Para mí, uno de los momentos épicos de la carrera. La emoción me embarga.

pussy-team
Mis supporters: Fabry, Pili y CrissFit (de izq. a dcha.)

Durante los entrenamientos de este verano nos hemos cruzado con muchos runners que nos saludaban y a los que Paco me “obligaba” a saludar. Y digo “obligaba” porque la mayoría de las veces iba con la lengua fuera y no era capaz de articular palabra. Como aquel día (lo tengo grabado a fuego) que tocaban 4 km de trote,  6 series de 1.000 m. más otro km suave. ¿Cómo iba a correr una media si en un entreno corriente podía llegar a sufrir tanto?

Van pasando los kilómetros y puedo afirmar que nunca había disfrutado tanto de Valladolid. Llevo casi 31 años viviendo en esta ciudad y jamás había visto sus calles de esta manera. Pude apreciar toda su belleza y el carácter de su gente. ¿Ariscos? ¿Secos? ¿Bordes? Al próximo que le oiga decir eso de un vallisoletano ¡me lo cargo! El público estaba volcado con los corredores y todos, absolutamente todos, animaban. Creo que en la vida se me olvidará el gesto que me hizo una señora con la cara a la altura de los Juzgados. Asintió, me miró con firmeza y con su expresión me lo dijo todo: “Tú puedes, lo vas a conseguir”.

¿Conseguir yo? ¡Si soy la reina del pensamiento “no puedo”! Creo que jamás había vivido en un estado de nervios parecido como los siete días previos a la carrera. Y todo debido a la incertidumbre de no saber si sería capaz.

sí-puedo-hacerlo
¡Puedo hacerlo!

A la altura de la calle Santiago, me encuentro a Cris y Pili animándome a más no poder. Feliz las miro y les digo: “¡Voy muy bien!”. Llevaba alrededor de 8 km y mi ritmo era más bajo que los 6 minutos/kilómetro a los que pensé que iría. Me encontraba muy bien y ya faltaba poco para terminar la primera vuelta.

Una vez superado el kilómetro 10 sólo pensaba “Pero si ya está hecho ¡no queda nada!” y otra corredora y yo nos fuimos dando ánimos mutuamente. El bajón llegó poco antes del kilómetro 12. La liebre de las 2 horas me adelantó y, aunque físicamente me encontraba bien, no me veía capaz de seguir su ritmo. Mentalmente me vine un poco abajo.

media-valladolid
Momento sufrimiento (Foto vía: persígueme.es)

Llegué al avituallamiento del km 15 y me volví a animar. Nunca había corrido una distancia superior a los 16 km y todo lo que hiciera a partir de entonces era récord personal. Los km 17 y 18 fueron duros. El cansancio físico empezaba a aparecer y me dolían las piernas. A lo que me dije a mi misma: “¿Pero qué esperabas Tere? ¿Estar fresca cual lechuga a estas alturas? ¡Si estás corriendo una media! Si ya sólo quedan 3 km ¡vaaaaaaamos!”

La llegada a la Acera Recoletos fue brutal. La gente animando a los corredores en los últimos dos km. Me encontraba cansada pero sólo quería seguir. Pili, Cris y Coach Fabry se pusieron a correr a mi lado y fue el chute de energía que me hacía falta. Continúe hasta la aparición del km 21 y ahí no sé qué me pasó. Mis piernas parecían alas y comencé a esprintar. La llegada a la meta fue espectacular. El reloj marcaba dos horas y cuatro minutos pero lo mejor estaba por llegar. Paco estaba esperándome justo en la línea de meta. Le abracé e intenté controlar la emoción. ¡Lo había conseguido!

reto-conseguido

PD. Tengo que agradecer taaaaaaaaaaaaanto a tanta gente que no me atrevo a hacerlo por aquí por miedo a dejarme a alguien olvidado. Por ese motivo lo estoy haciendo personalmente y además ¡es mucho más bonito! Lo único que puedo afirmar con rotundidad es que esta medalla no es solo mía, que el mérito ha sido compartido y que lleva un pedacito de todas las personas que me han apoyado y han creído en mí. Sin vosotros, esto no hubiera sido posible.

vacceos-endurance
Gran representación Vaccea en la Media Maratón de Valladolid: CrissFit, Pili, Coach Fabry, Julio, Competitor, Joselito, Paco et moi (de izq. a dcha.)

Lady Snatch

La vida en fatiga

Hasta hace poco pensaba que se me daban bien los toes to bar (T2B para los amigos). Primero los hacía de uno en uno, luego aprendí a enlazarlos y finalmente fui aumentando repeticiones seguidas. Los practicaba poco y cuando lo hacía era en clase de gimnásticos, centrándome en la técnica, o como parte de mi entrenamiento en forma de EMOM, sin prisa pero sin pausa.

La técnica es fundamental, hay que interiorizar el movimiento y ser lo más eficiente posible, utilizando la energía justa y necesaria para alcanzar tu objetivo de repeticiones sin fundir el motor. Pero amigos, esto es CrossFit, por lo que no solo hay que hacerlo bien, hay que hacerlo rápido y en combinación con otros movimientos de fuerza y/o resistencia. Y ahí fue cuando me di cuenta de los T2B no se me daban tan bien como creía.

En la recta final hacia el Spanish Throwdown, mi programa de entrenamiento ha dejado a un lado el volumen y se centra más en la intensidad. Ya no son WOD sin time cap de 40 minutos cuyo objetivo es terminar dignamente, son WOD más cortos que he de hacer a fuego porque ahora el tiempo importa. Todo correcto hasta que me topé con un WOD con bastantes repeticiones de T2B a las que llegaba con la patata a mil revoluciones. ¿WTF? ¿Alguien ha visto mis T2B? ¡Los he perdido! Al principio enlazaba cinco, luego cuatro, luego dos… sin contar las no rep de entre medias. Desastre. Pánico en el túnel. ¡Que Froning me pille confesada! Después volvía a practicarlos descansada y ahí estaban los malditos. ¿Por qué me abandonastéis cuando más os necesitaba? La respuesta era lógica: porque no conocían la fatiga y no sabían qué hacer con ella.

Entonces, ¿qué? ¿Qué haces cuando algo no se te da bien? Pues lo haces, hasta la saciedad. Por eso llevo unas dos semanas con los T2B a cuestas, pero sin mejoras significativas muy a mi pesar. Ayer me tocó un macroWOD de 36 minutos compuesto por 4 miniWODS, entre los cuales había uno con T2B, ¡cómo no! ¡Y era el último! Es decir, que ya llevaba unos 30 minutos de tralla en el cuerpo. Ese miniWOD fue… lamentable. Terminé contando las “casi rep” que no tocaban la barra por los pelos para no desmoralizarme. Después de terminar el macroWOD, me retiré a descansar durante unos 15 minutos. En teoría había concluido el entrenamiento, pero no podía irme del box con ese mal sabor de boca. Así que descansé lo necesario para volver a la calma antes de volver a colgarme de la barra. Ya no estaba fatigada como en pleno WOD, pero estaba decidida a averiguar dónde estaba el error. Cogí el móvil y me grabé para analizar los fallos (no todo es postureo). Grababa, miraba el vídeo, volvía a la barra, grababa, miraba y a la barra… así unas cuantas veces.

Creo que del primer al último corte se aprecia cierta mejora, ¿no? Los pies hacia atrás, la extensión de rodillas, la posición del tronco, etc. No sé qué tal me saldrán la próxima vez que los haga en un WOD a contrarreloj, pero al menos ahora soy un poco más consciente de lo que hacía mal.

Lo bonito de esto es que me dado cuenta de se puede extrapolar a otros ámbitos de la vida. Es como cuando tu jefe te exige una tarea antes de lo previsto y un plazo de tres días se convierte en un “para mañana”. O como cuando llegas a casa de buen humor pensando que el día te ha salido rodado y tu pareja te monta un drama improvisado de última hora. Tienes dos opciones: sucumbir al desastre, haciendo las cosas rápido y mal o dejando que te afecten los problemas ajenos para empeorar la situación; o mantener la calma y hacer lo que esté en tu mano para que todo llegue a buen puerto sin perder las formas o el trabajo.

No basta con saber hacer las cosas bien cuando la mar está en calma y todo son arco íris y unicornios en el cielo, también hay que saber reaccionar ante la tormenta. No hay que dejarse llevar por el estrés, las prisas o los imprevistos de la vida, no hay que ponerlos como excusa porque siempre van a estar ahí. Si luchas contra ellos, es una batalla perdida. Lo mejor que puedes hacer es aceptarlos y aprender a convivir con ellos.

20727987_1330407973725161_2073270320593452808_n
Unicornio motivacional

Las cosas no saldrán perfectas de ninguna forma, pero averiguarás el modo de que salgan lo mejor posible dadas las circunstancias. Y si alguna vez cedes a la presión, recapacita, analiza qué hiciste mal y aprende de ello para que no vuelva a pasar.

Así son el CrossFit y la vida en fatiga.

— Jen